viernes, marzo 23, 2007

Here and back again, o un periplo fenomenal

Esta ultima semana ha sido toda una odisea. Aprovechando que en Valencia nos dieron unos dias de vacaciones por fallas, me he permitido el lujo de viajar un poco, cosa que, por lo general, hago mucho menos de lo que desearia. El primer fin de semana me fuí a madrid, en autobús, con la intención de celebrar el cumpleaños de Bea. La verdad es que el trayecto se me hizo corto, y tuve la extraña sensación de estar cambiando de escenario, a pesar de haberme desplazado tan solo unos kilómetros desde Valencia. Madrid es otro mundo.

Al llegar hubo un pequeño contratiempo. Busqué a Bea por la estación sin éxito, perdiendo, a cada paso, un milimetro de la sonrisa que tenía al bajar del bus. intenté llamarla al movil, pero no obtuve respuesta. Daba tono, pero nadie lo cogía. Comencé a preocuparme. Al cabo de unos minutos interminables de ansiosa espera, sonó mi telefono movil y escuché una voz familiar al otro lado. Suspiro. Debido a una inexplicable confusión, mi amiga me estaba esperando en la estación de Mendez Alvaro, y yo estaba en la de Conde de Casal. Despues de varias vueltas y nuevas confusiones, decidimos encontrarnos en la boca de metro del barrio de Legazpi. Esta vez conseguimos encontrarnos. Ya no estaba solo en Madrid.

La tarde la pasamos preparando las cosas para la fiesta. Litros y litros de alcohol, algunas cositas para picar, y unos vasos de chupito hechos con chocolate que posteriormente resultaron ser un autentico festival. Llegó la noche y comenzó a venir gente. La verdad es que el principio fué un poco surrealista, porque estuvimos viendo el partido Real Madrid - Barcelona hasta que aquello se fué animando. En cierto momento llegaron Jose, Alberto Solana, Luis Lopez y Jesu, y el partido pasó a un tercer plano. Creo que empataron. A partir de aqui todo es difuso, solo recuerdo muchas risas, buenas conversaciones, vasos de chocolate rompiendose, y un sol clarísimo a las nueve de la mañana entrando por la ventana al recoger. Al dia siguiente me fuí con Jose a Aranjuez y pasé alli la noche, para volver a valencia al dia siguiente.

Despues de pasar alli tres dias, cogí mi avión hacia sevilla. Alli pasé otros tres dias, aprovechando para ver a la gente de la facultad, y para ponerme al dia con Alberto. El sabado estuvimos en un festival de musica que se hizo en el parque del Alamillo, donde tocaron Delincuentes y Kiko Veneno entre otros. Por la tarde me fuí a cadiz, me reencontré con la familia y dormí mas profundamente que de costumbre. Al dia siguiente quedé con mi gente en la playita, y nos tomamos unas cervezas viendo el sol ponerse. Terminé con Gonzalo, hablando de todo un poco, de nuestros proyectos y nuestras cosas.

Y bueno, despues de eso quedé de nuevo con Gon al dia siguiente para tomar un cafelillo, y ya después tomé mi camino de vuelta a través de varios medios de transporte: Autobus, Tren, Taxi, Avion, Autobus, y al fin en mi piso de valencia. Dejé mi mochila en el suelo, cerré los ojos, y volví a echar de menos tener a Sakura cerca para acariciarlo.
No siempre podemos tener lo que queremos.
Ese dia me acosté temprano.

1 Comments:

Blogger Sombra said...

wooOOWWww! que mega resumen de la odisea. No sabia lo de los vasos de chocolate, pero eso en una fiesta tiene que ser demasiado! n_n
Después de dar muchas vueltas y pasarlo en grande, al final puede apetecer volver al pisito de siempre y refugiarse en la rutina.

12:36:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home