lunes, mayo 09, 2005

Las Arenas del Tiempo

Un segundo es 9.192.631.770 veces el periodo de la radiación correspondiente al salto entre los dos niveles de la estructura hiperfina del estado fundamental de los átomos del nucleido Cesio 133, dato que me hace temblar a la hora de pensar en la velocidad a la que pasa el tiempo casi sin que nos demos cuenta.
Este año ha desaparecido entre mis manos como un puñado de arena fina, y tan siquiera me ha dado tiempo, nunca mejor dicho, a saborearlo.
Hoy me he encontrado en el messenger con una amiga que significa muchisimo para mí, por la cantidad de momentos que hemos pasado juntos, y, de repente, me ha dado la sensación de estar hablando con una persona extraña. Me he puesto a pensar y hace casi un año que no la veo, un año, según la definición de segundo, son mas de 285.927.618.574.080.000 veces el periodo de radiacion del salto de la estructura hiperfina esa. He sacado en conclusión que es demasiado tiempo. Conforme voy haciendome mas mayor veo cada vez mas cosas que me hacen sentir triste. Esta es una de ellas. No poder estar con la gente especial para nosotros, no por voluntad propia, sino por los desconsiderados hilos del destino.
En cualquier caso, siempre habrá un hueco en mi corazón para ella, y para todos aquellos que, por diferentes motivos, viven su vida demasiado lejos de mí como para poder seguir viendonos de forma cotidiana.
¡Un saludo a todos vosotros!

5 Comments:

Anonymous Sombra said...

Es muy triste perder a gente que quisimos en el pasado...
El tiempo acaba con todo. No hay nada que se salve a la degradación y al cambio....con el tiempo.
A veces siento que quisiera volver a momentos ya vividos y que no se podrán repetir. Volver atrás en el tiempo y revivir esos años que nos dieron amistades y momentos ya perdidos. Mucho me temo que dentro de unos años pensaré lo mismo del presente.
Mejor pensar en positivo, ¡¡hay que vivir el ahora!! ¡¡O nunca podremos hacerlo!!

8:59:00 a. m.  
Blogger Andy said...

Si somos o no somos, tenemos o no tenemos algo, es por el resto de las personas que nos rodean. Si nos diferenciamos o nos parecemos a alguien, es, precisamente, porque hay alguien.
La vida hace que nos encontremos con personas que merecen la pena (las cuales, desde mi punto de vista, no son fáciles de encontrar), encantadoras... que, desgraciadamente, luego, desaparecen. Quizá, únicamente, porque cada uno tiene su vida o, tal vez, porque todos tenemos este pensamiento, el cual, complica las relaciones entre las diferentes personas. Creo que nadie tiene el valor para irrumpir en la vida de otra persona. Habría que tenerlo.
Ahora, tengo que continuar estudiando, no vaya a ser que se me olvide... O.O! Ta otra.

P.D: Ayer volví a ver a "El niño gusano", que ya no es "el niño gusano" porque se ha juntado con otro... en "Adoro a las pijas de mi ciudad". Muy bueno, hahaha.

5:10:00 p. m.  
Blogger aRbert-II said...

Tranquilo Rafita, que toavia te quean cuatro millones trescientos veintemil segundos de curso. No pierdas mas de dos.

aRbert-II

7:05:00 p. m.  
Blogger Osito de peluche said...

Un dia de estos amaneces con una cuchilla en la mano intentando cotarte las venas...Deja de mirar al vacio y verlo todo gris y pintalo un poco de rosa...
La vida es un pollo asado que hay que deborar con ganas
AAAaaaaaammm...Polloooo

11:48:00 p. m.  
Anonymous cokituca said...

Siempre hace ilusión reencontrarse con buenos amigos de los que hace tiempo que no sabes nada, y siempre es agradable comprobar cómo aunque pasen meses sin saber nada de esa persona la amistad se mantiene intacta. Para mi también significas mucho y quizá no te lo he dicho muchas veces pero tu amistad es para mi algo muy especial. te prometí pasarme por aquí y aquí estoy. Un abrazo fuerte de una "desaparecida entre la niebla" que nunca olvida a los buenos amigos.

10:16:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home